Madrid: +34 91 0612825 | Salamanca: +34 923 27 17 96

¿Por qué hacer testamento si no tengo nada?

Con cierta frecuencia cuando pregunto a alguien si ha hecho testamento me contesta “¿para qué hacer testamento si yo no tengo nada?”.

No os voy a engañar, pues en gran medida la afirmación es cierta, y lo más recomendable en esos casos es ahorrarse los menos de cuarenta euros del testamento, pero no siempre es cierta la afirmación, por eso me gustaría haceros unas preguntas.

¿No tienes nada, o no tienes inmuebles?

Hay una tendencia generalizada a considerar que sólo los inmuebles (pisos, casas, chalets, fincas etc) tienen valor; sin embargo hay bienes muebles que son más valiosos que los inmuebles (barcos, coches, joyas, cuadros, máquinas, propiedad intelectual, o saldos bancarios).

Haciendo testamento decides para quien van los bienes, no sólo los inmuebles, sino todos los que tengas.

Un testamento difícilmente cuesta poco más de 40€ pero para disponer del saldo del banco tus herederos van a necesitar una declaración de herederos intestados que como mínimo costará entre 150 y 200€ (amén de que tarda casi un més en tramitarse, a contar desde que se entrega toda la documentación).

¿Sabes lo que tendrás en el futuro?

Ya he explicado el escaso coste que tiene el testamento, pero no olvides que el testamento sólo surtirá efectos el día que tu faltes, y es imposible saber si en el futuro tendrás bienes.

No es agradable pensar en hacer testamento (de hecho siendo Notario yo tardé doce años en hacerlo) precisamente por eso lo más recomendable es que lo hagas cuanto antes; pues es mucho más frecuente de lo que imaginas que de tanto esperar, muchas personas mueren sin testamento.

Por cierto, aprovecho para explicarte que muchos quieren que en el testamento se diga que sus bienes serán suyos hasta que se mueran, pero eso no es necesario decirlo en testamento, pues así sucede por ley.

¿Tienes controlados a tus parientes?

No es ni la primera ni la última vez que en una Notaría se hace la herencia de un abuelo o un pariente, y resulta que alguno de sus herederos no otorgó testamento en la confianza de que no tenía nada (cuando si tenía el derecho a aceptar la herencia del pariente).

En ese momento personas que puede que hasta ni tengan contacto tienen que ponerse de acuerdo, lo cual es difícil, pero si a ello le añadimos que algunos tienen que esperar un més para hacer la declaración de herederos de quien no hizo testamento porque no tenía bienes, el acuerdo se complicará.

¿Has pensado en tus hijos menores?

Puedes estar tranquilo, pues si te mueres el otro progenitor ejercerá la patria potestad.

Pero puede suceder  que el otro progenitor fallezca, en cuyo caso habría que nombrar judicialmente un tutor, y tu siempre sabrás mejor que el juez quién es la persona más adecuada para cuidar de tus hijos.

Si el otro progenitor consideras que no es apto para ejercer la patria potestad, no puedes privarle de ella, y lo más adecuado es que inicies en vida el correspondiente procedimiento judicial; sin embargo, y si por circunstancias de la vida (aunque sólo sea por el coste de dicho procedimiento) no quieres iniciarlo

Dejar en testamento preconstituidas las pruebas para que tus herederos o parientes puedan iniciar el proceso para privar de la patria potestad al otro progenitor, puede ser una solución (no muy recomendable, pero al menos, es mejor que nada).

¿Tienes deudas?

Recuerda que lo que caracteriza al heredero, no es que reciba bienes, sino tus obligaciones (hay un dicho que afirma “antes pagar que heredar”).

Si no haces testamento y tienes deudas, tus hijos siempre podrán renunciar la herencia, pero puede que por error la acepten, y tengan que responder con su propio patrimonio de tus deudas; por lo que no está de más hacer testamento aunque tan solo sea para indicarles qué problemas hay, yrecomendarles que renuncien la herencia.

¿Hay algo importante que tengas que decir a las personas más próximas?

Todos piensan en el testamento como el acto por el que disponen de sus bienes, pero en realidad es una declaración de última voluntad.

La vida, para algunas personas, es complicada y puede que necesitemos la tranquilidad moral de querer decirle algo a alguien.

  1. Desheredaciones a ascendientes que nos han tratado mal (aunque probablemente no nos sobrevivan)
  2. Declaraciones de amor a hijos o parientes que por circunstancias de la vida se han alejado afectivamente de nosotros
  3. Pedir perdón a alguien con quien no hemos tenido un comportamiento honesto.

Dejar solemne constancia de ello en un testamento puede ayudar moralmente tanto al testador como a sus más allegados;.

Sea para denunciar o castigar a alguien, sea para reconciliarse o pedirle perdón, no podemos desconocer la importancia moral del testamento.

¿Te preocupa tu futuro digital?

El fenómeno de Internet y las Redes Sociales es un fenómeno social cuyas consecuencias hoy en día son difíciles de medir; de hecho si estas leyendo estas líneas es porque usas Internet con cierta frecuencia, y probablemente con diversos fines.

Toda tu actuación en Internet deja un rastro, y no está de más que indiques que quieres que pase con esa presencia tuya en internet: ¿Borramos o mantenemos el perfil en redes sociales? ¿Queremos que alguien se encargue de nuestras webs o blogs?.

Si has respondido correctamente a todas estas preguntas creo que puedes ahorrarte los poco menos de cuarenta euros que cuesta un testamento, en caso contrario, creo que no estaría de más que pensaras que probablemente a lo largo de tu vida seguro que has desperdiciado ese dinero en tonterías más grandes, además siempre podrás cambiar el testamento.

Extraido de: http://www.notariofranciscorosales.com/por-que-hacer-testamento-si-no-tengo-nada/